[Total:5    Promedio:4.8/5]

Cada día que realizamos una ruta en bicicleta debemos de proteger nuestras manos con un par de guantes. No importa si vas a practicar ciclismo, bicicleta de montaña o un tranquilo paseo en bici. Siempre son necesarios.

Ante cualquier caída accidental, nuestras manos buscan el suelo para amortiguar el impacto que recibiría el cuerpo y aminorar los posibles daños.

En la bici de montaña, los guantes han de cubrir los dedos por completo puesto que si bien la velocidad suele menor que en bicicleta de carretera en el suelo abundan los materiales cortantes, cañas, arbustos y pinchos que nos pueden lastimar con mucha facilidad.

Con la bici de carretera, cuando no hace frío, los mutones (guantes que dejan la mitad de los dedos al descubierto) son suficiente puesto que es la palma de la mano la que mayor daño sufre en caso de caída y unos guantes con una buena base de gel  actúa de eficaz protección.

En invierno, si vivimos en zonas muy frías, cuando vamos en bicicleta la inactividad de los brazos y manos junto con la baja temperatura que ralentiza la circulación de la sangre hacen que en muchas ocasiones lleguemos a sentir dolor en los dedos haciéndonos perder la fuerza y la sensibilidad tan necesaria a la hora de apretar la manilla del freno y quedando en entredicho nuestra seguridad. Esta es la principal razón para que nos olvidemos de los mutones y optemos por guantes enterizos.

Existen gran variedad de guantes según la disciplina para la que fueron diseñados y los materiales con los que fueron confeccionados. También existen muchos tipos de ciclistas, algunos tienen el equipo completo y adecuado según la modalidad que vayan  a practicar: btt o ciclismo de carretera. Otros optan más por la versatilidad, y tratan de adquirir prendas que puedan adaptarse no solo a las distintas disciplinas que practican con sus bicicletas, sino que también las aprovechan para utilizarlas en otras actividades al aire libre. Nosotros estamos en esta última línea, por esta razón te aconsejamos estos…

Dos modelos de gama media y aptos tanto para bicicleta de montaña como de carretera.

Guantes Mavic Aksium Thermo Glove: Aíslan bien del frío. Sobrepasan ligeramente la muñeca, protegiéndola. Son de tacto suave al tiempo que mullidos. La palma de la mano y las áreas de las puntas de los dedos están protegidas con gel. Son resistentes al agua.  No son impermeables y ante un buen chaparrón su tratamiento hidrófugo deja de ser eficaz.

Guantes de ciclismo de invierno Mavic

Guantes Mavic Aksium Thermo Glove

Guantes Shimano SH Windstopper Insul T

Son ligeramente mejor aislantes del frío que los anteriores gracias a su tecnología Windstopper. Resultan menos envolventes que los Mavic. También tienen la palma acolchada con gel. No han sufrido tratamiento hidrófugo por lo que en caso de lluvia, se empapan con mayor rapidez. Diseñados para poder interactuar con la pantalla del móvil, por lo que no es necesario quitarlos para, por ejemplo, mandar un whatsapp a los amigos de grupeta que has dejado atrás y no acaban de aparecer ;-P

Guantes de ciclismo de invierno marca Shimano

Guantes Shimano SH Windstopper Insul T

Para concluir, si eres de los que también disfruta de los viajes en bicicleta y utilizas alforjas, de sobra sabes que en cualquier viaje, pero sobre todo en invierno, si quieres conservar tus pertenencias en buen estado, han de ser completamente impermeables.