[Total:4    Promedio:4.8/5]

El uso de unas buenas luces para tu bicicleta es uno de los elementos de seguridad que todos deberíamos de utilizar independientemente de la hora del día que sea.

Si estás realizando un viaje en bicicleta de días o semanas, si has salido a entrenar con tu bicicleta de carretera durante un par de horas que tu trabajo te deja libre, si eres un ciclista urbano que va al centro a ver una obra de teatro, si eres aficionado a las marchas cicloturistas o si participas en un viaje organizado en bicicleta. No importa que tipo de actividad ciclista practiques ni que clase de usuario de la bici seas, una de tu mayores preocupaciones ha de ser la de hacerte ver. En un porcentaje elevado de accidentes donde los vehículos a motor arrollan a un ciclista el conductor se lamenta de “no haberlo visto”. Una luz potente para tu bicicleta puede evitarlo, de ahí el calificativo de “salvavidas” que hemos puesto en el título del post.

Antecedentes

Allá por febrero de 2018 un ciclista orensano fue multado con 200 euros  por llevar una luz trasera roja e intermitente durante el día. La polémica originada fue enorme. No se entendía como se podía multar una conducta que redundaba en la seguridad del ciclista y que a nadie producía perjuicio alguno. Esta polémica llegó al director general de Tráfico de entonces, que muy razonablemente y en espera de hacer las modificaciones pertinentes en el Reglamento General de Circulación, la solventó firmando una Instrucción en la que se aclaraba que “las bicicletas sí pueden llevar luces parpadeantes, siempre y cuando no produzcan deslumbramientos al resto de usuarios de la vía”.

Puesto que yo también soy conductor de automóvil, puedo ver claramente la diferencia que existe entre un ciclista que lleva prendas de colores intensos (naranjas, verdes) frente a aquellos que visten de oscuro. Lo mismo me sucede cuando veo a un compañero con su bicicleta con una potente luz del que va sin ella. Una buena iluminación hace que nos percatemos del ciclista mucho antes, con lo que podemos realizar la maniobra de aproximación y adelantamiento con antelación redundando con ello, en la mejora de la seguridad del ciclista.

La busca de una mayor seguridad y la certeza de que no seremos multados, han hecho que finalmente me haya decidido a comprar unas luces de máxima calidad para utilizar también durante el día.

Qué buscar en una buena luz para tu bici

La potencia lumínica.

Había leído muchas y muy buenas opiniones sobre la Luz Bontrager Flare R con una potencia de 65 lúmenes. Conozco gente que tiene ese modelo y están muy contentos con él. No obstante yo le encontraba dos inconvenientes. Uno, la falta de estanqueidad, no era extraño que en días de mucha lluvia la carcasa no fuera lo suficientemente hermética y que le entrara agua. Dos, la autonomía de la batería. Según el fabricante 5,75 horas máximo (en realidad, algo menos y como es lógico, disminuye más con el  uso). Bien es cierto que la inmensa mayoría de las ocasiones es más que suficiente, pero yo en ocasiones (muy pocas) hago jornadas que superan las cinco horas de pedaleo por lo que la Luz Bontrager se me quedaría escasa.

Tratando de buscar un modelo que pudiera superar a la Luz Bontrager, encontré la norteamericana Lezyne Zecto Drive Max que según el fabricante tiene una potencia máxima de 250 lúmenes y cuya autonomía alcanza las 9 horas. Quiero señalar, por si alguien tiene dudas, que la potencia máxima solo se utiliza como luz diurna. Esta potencia de noche, causaría deslumbramiento por lo que no solo sería administrativamente sancionable sino que también podría ser causa de accidente por deslumbramiento.

En el momento de la compra, la Bontrager la había encontrado por 35 euros mientras que la Lezyne “solo” costaba cuatro euros más, es decir 39.

Facilidad de montaje

Este es un punto también considero importante, puesto que soy usuario de bicicleta de carretera, de ciudad y de montaña y quiero poner la luz en cualquiera de ellas con facilidad, sin necesidad de herramientas.

Esta luz de diodos trasera, es muy sencilla de colocar. Se ciñe a la tija del sillín mediante una fuerte banda de goma que tiene varias medidas para ajustarse a diferentes grosores.

Visibilidad lateral

La luz Lezyne está diseñada para que no solo te vean quienes se encuentran frente a ella, también te hace visible para los que te ven desde un costado puesto que tras el aro metálico que protege al foco, contiene aún una parte luminosa de unos 2 o 3 milímetros lo que hace que tenga una visibilidad de 180º

Recargable

Es muy interesante que no necesitemos comprar pilas. Si coincide que nos encontramos realizando un viaje de varios días en autosuficiencia, en el peor de los casos siempre podremos recurrir a una batería externa para realizar una carga.

Una luz blanca delantera

Hasta aquí os he señalado las principales razones por las que había decidido comprar una luz diurna trasera. La mayoría de los percances que sufrimos los ciclistas se producen por alcance. Es decir, alguien nos arrolla por detrás.

No obstante, cuando nos acercamos a un cruce o en una intersección en la que nosotros tenemos preferencia, habitualmente busco la mirada del conductor que sale por mi derecha y me cercioró así de que me ve. Hay un momento en que nuestras miradas se encuentran y entonces puedo pasar con tranquilidad. Si esto no sucede aminoro la velocidad en espera de conocer la reacción del conductor. Otra maniobra delicada se produce cuando un vehículo que viene hacia nosotros hace un giro de 90º a su izquierda para entrar en una calle. Para ello ha de cortar nuestra trayectoria por lo que también hemos de asegurarnos de que nos ha visto. De lo contrario podría arrollarnos. Son estos dos casos los que principalmente hicieron que me inclinase a adquirir también un foco delantero blanco por entender que podría resultar de gran utilidad.

A continuación os dejo un vídeo donde podéis observar las luces, la prueba que he realizado durante el día no se parece mucho a la realidad, no obstante espero sirva de referencia. Observad que las otras dos luces traseras que llevo van encendidas y que la cámara no registra ningún tipo iluminación a diferencia de la potente Lezyne.