[Total:2    Promedio:5/5]

Los amantes de los viajes en bicicleta cada vez visitan más mi patria chica, Asturias. Afortunadamente aumenta el número de cicloturistas que portando alforjas en sus bicicletas recorren nuestra tierra. Por otra parte en el mundo del ciclismo tanto amateur como profesional  Asturias es reconocida por la importancia y el atractivo de sus puertos.

A continuación os presento el puerto Pajares, uno de nuestros puertos más conocidos.  Durante muchos años ha sido la única vía de entrada y salida “natural” desde/hacia la meseta. Por esto es conocido por la mayoría de quienes proviniendo del sur de nuestra región, han venido a visitarnos.

La vertiente norte del puerto de Pajares es también una dura ascensión para los ciclistas. En múltiples rondas ha sido la protagonista, exigiendo a los deportistas esforzarse al máximo.  Así nos descubría la forma física de cada ciclista y nos señalaba el que  estaba destinado al triunfo.

Esta ascensión por la cara norte del puerto de Pajares no la he realizado con la bicicleta de carretera sino con la bicicleta, llamémosla de “touring” puesto que es la que utilizo para realizar salidas con alforjas.

Es una ascensión realizada desde el punto de vista de un viajero, de alguien que trata de disfrutar con lo que se encuentra por el camino y realiza las paradas que estima oportunas, para disfrutar de la compañía, del paisaje o sencillamente descansar. El cronómetro no tiene importancia alguna.

No obstante espero que este post sea de ayuda para quien desee información de esta ascensión en bicicleta.

El perfil que he realizado parte desde el pueblo de Campomanes. Desde aquí la carretera (N-630) casi desde el principio es un falso llano, para poco a poco ir ganando pendiente hasta llegar a Puente de los Fierros. A partir de este lugar, comienza realmente la verdadera ascensión.

Se puede dividir este puerto en dos tramos.

Primer tramo:

Va hasta el mirador de Flor de Acebos (a 13 km de Campomanes) donde nos encontraremos con una pendiente media en torno al 9%-10% siendo las rampas más significativas del 12% en el entorno de la aldea de la Muela y del 12% y13% poco antes del mirador.

Un dato a tener en cuenta es que en el mirador hay una fuente donde podremos reponer el agua gastada.

Segundo tramo:

Iría desde el mirador hasta la cima. Tiene unos 7 km de longitud y es el más duro. Inicialmente hay algún segmento con una inclinación del 2-3 % y poco a poco va aumentando. Hasta el pueblo de Pajares la pendiente es, relativamente, cómoda de recorrer. Es importante saber que saliendo de este pueblo, a mano izquierda hay otra copiosa fuente donde hidratarnos para el resto de esta exigente subida.

Una vez pasemos Pajares, el puerto nos mostrará su cara más exigente. Continuamos ganando altura y las cuestas cada vez presentan un mayor porcentaje de inclinación. Hasta llegar al 17% desde donde prácticamente divisamos el final de la ascensión lo que, sin duda, nos anima a no decaer y realizar el último esfuerzo para llegar a la cima. El parador a nuestra derecha, nos indica que estamos cerca y unos pocos metros más allá una gran señal rectangular verde dice “Provincia de León”. Bajo esta, otra marrón y de menor tamaño “Pajares 1378 m”. Prueba superada y objetivo cumplido 🥇.

Conclusión:

Para los amantes de la bicicleta de carretera no puedo menos que animarles a subir a este puerto si es que lo tienen entre sus objetivos. Es lógico que deseen que figure en su palmarés particular.

Pero si estas realizando un viaje en bici por Asturias  y deseas pasar a la meseta, te recomendaría otras opciones, como por ejemplo el puerto de Tarna.

A continuación menciono algunos de los motivos por los que Pajares no me parece la mejor elección:

  1. Carece de arcén en casi todo su recorrido.
  2. Tiene elevados guardarrailes que además de resultar peligrosos para los usuarios de la bicicleta en caso de alcance por un vehículo a motor, nos impiden disfrutar del paisaje.
  3. Bastante tráfico a motor y en especial de camiones. (Posiblemente los sábados y domingos son los mejores días para realizar esta ascensión puesto que hay muchos menos vehículos pesados)
  4. Muchas curvas cerradas que hacen casi imposible que los camiones mantengan la distancia de seguridad de 1,5 m.

Y una recomendación final, es que antes de realizar la subida al puerto de Pajares por la cara norte os informéis de la previsión meteorológica puesto que abundan los días con niebla y con estas condiciones resultaría especialmente peligroso.